Whitney Houston fue asesinada, según nueva investigación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Ocho años después de su muerte, un nuevo análisis de la autopsia arrojaría que la artista no falleció accidentalmente.

Una nueva investigación sobre la muerte de la cantante estadounidense Whitney Houston sostiene que la artista fue asesinada.

La artista murió en 2012, a los 48 años, en la bañera de la habitación de un hotel en Beverly Hills.

Su muerte fue calificada como ahogamiento accidental después de haber consumido una gran cantidad de cocaína.

Sin embargo, un nuevo análisis de la autopsia arrojaría que el fallecimiento de Whitney Houston pudo haber sido el resultado de un homicidio.

Su cuñada Pat Houston dijo que no creía que Whitney estaba abusando de las drogas en sus últimos días. Pero el informe forense de 42 páginas concluyó que “la muerte se debió a un ahogamiento debido a los efectos de enfermedades cardíacas y el uso de cocaína.”

Las autoridades encontraron medicamentos recetados por cinco médicos diferentes. En el baño cerca del cuerpo de Whitney, los investigadores hallaron una “cuchara pequeña con una sustancia blanca» y un pedazo de papel blanco enrollado, ambos utilizados para el consumo de cocaína. Whitney acompañaba sus cócteles de drogas con alcohol, y una botella de champán abierta se encontraba apoyada en el mini-bar. Una botella de cerveza estaba ubicada en una mesa de noche. “Todos estos accesorios parecen deliberadamente colocados para apoyar la premisa de que murió de una sobredosis”, opinó Huebl.

“Nadie cuestionó por qué la licencia de conducir de Whitney había sido retirada misteriosamente de la billetera en su bolso antes de que llegara el equipo forense, o por qué había dos platos de comidas”, afirmó.

De acuerdo a Huebl en la habitación había una hamburguesa, papas fritas, una lata de Heineken, un sándwich sin comer y jalapeños en el piso del baño.“¿Whitney iba a comer dos comidas?”, se preguntó.

Además dijo que el cuerpo de la estrella tenía marcas de golpes. “Su cuerpo ensangrentado tenía heridas desagradables, moretones y su piel quemada”. “Para mí eso inmediatamente activó las alarmas e indicó que fue atacada”, dijo el ex policía de Chicago. “El agua en la bañera todavía estaba increíblemente caliente seis horas después de su muerte”.

El investigador cree que Whitney “luchó contra un atacante”, pero al final, fue “dominada por alguien más fuerte y más grande”. “Me gustaría saber quién estaba con ella en sus últimos minutos y quién la dejó en el agua caliente. ¿Quién armó ese baño para ella? Nadie se metería voluntariamente en aguas casi hirviendo así. Creo que fue arrojada y retenida bajo el agua hasta que se ahogó”.

«Alguien más estaba en la habitación durante los minutos de 45 cuando su asistente se fue a hacer un recado, a pesar de que Whitney nunca debía estar sola debido a su adicción a las drogas. ¿Quién era? ¿Dónde está el video de seguridad del hotel?, se siguió preguntando Huebl sobre esa noche fatal.

A los usuarios de drogas no les gusta hacerlo solos, y creo que la gente alrededor de Whitney tenía malos motivos. Se sabía que se volvía hostil cuando consumía drogas y cuando la gente se vuelve hostil, suceden cosas malas”, dijo.

Huebl sospecha que los investigadores decidieron barrer la muerte de Whitney debajo de la alfombra, llamándola accidental y cerrando la investigación.

¿Eso dejó que su asesino o asesinos salieran libres? “Esto fue un encubrimiento”, cargó Huebl. “Whitney no tuvo que morir esa noche, pero alguien la quería muerta, y no había nadie cerca para evitar que sucediera”.

El 22 de marzo de 2012, la oficina forense de Los Ángelesdio a conocer que la causa oficial de la muerte de la cantante fue un ahogamiento accidental. La investigación reveló que en su muerte también jugaron un papel sus problemas cardíacos y el consumo de cocaína.

Houston fue encontrada sumergida en una bañera repleta de agua en el interior de una habitación del hotel Beverly Hilton, de Los Ángeles.

En los posteriores análisis toxicológicos realizados se descubrieron restos de cocaína y medicamentos que “contribuyeron a la muerte”, según informaron las autoridades. Asimismo se descartó cualquier indicio de acto delictivo en su deceso.

La cantante había reservado una suite porque tenía pensado acudir la noche del sábado a la fiesta que había organizado en ese mismo establecimiento el productor musical Clive Davis, un evento anual que reúne a muchas estrellas antes de la entrega de los célebres galardones.

Una persona de su numeroso séquito fue quien halló a Houston con la cabeza sumergida en la bañera e inconsciente. Los servicios de emergencia trataron de reanimarla sin éxito durante cerca de 20 minutos y fue declarada oficialmente muerta en el lugar.

Houston era consumidora habitual del relajante muscular Flexeril y de Xanax, un medicamento que tomaba para controlar la ansiedad antes de acudir a eventos, y el día antes de su fallecimiento había trasnochado y bebido mucho alcohol, según TMZ.

Durante sus últimos años de vida, la cantante había tratado de relanzar su carrera con álbumes como «I Look To You «(2009), su primer disco de estudio desde 2002, con el que intentaba dejar atrás un período de silencio marcado por los abusos.

En 2009, confesó públicamente su tormento personal en el programa de la popular presentadora de televisión Oprah Winfrey, cuando afirmó que estaba recuperada de sus adicciones, aunque admitió que sentía la tentación de volver a consumir.

La drogadicción de Houston se asoció con su complicado matrimonio con el también cantante Bobby Brown, con quien se casó en 1992, en el momento cumbre de su carrera, tuvo una hija, Bobbi Kristina, y de quien se divorció en 2007.

Ante las preguntas de Winfrey, Houston calificó su relación con Brown de “emocionalmente abusiva” y su separación se produjo entre acusaciones de violencia doméstica.

A pesar de sus esfuerzos por rehabilitarse, Houston no logró recuperar su carrera. En mayo de 2011 volvió a someterse a un tratamiento de desintoxicación.

La muerte de esta diva de la música puso una triste nota final a una trayectoria profesional que comenzó en 1985 con un primer LP homónimo con el obtuvo 40 discos de oro y la catapultó a la fama, un estatus que incrementó en los años siguientes con su mayor triunfo, la banda sonora de “El guardespaldas” (1992). Su nombre fue recogido en el libro Guinness de los Récords como el de la artista femenina más exitosa de todos los tiempos por haber vendido más de 140 millones de copias de sus álbumes.

El 31 de enero de 2015 poco más de tres años de la muerte de Houston, la hija de la cantante fue también encontrada flotando boca abajo en su bañera. Dentro del cuerpo tenía un cóctel fatal de drogas, alcohol y calmantes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video