Tío de Julián Esteban Gómez explica cómo murió el pequeño ciclista

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dijo que el conductor “mató al niño por pura intolerancia” al sonar las cornetas y acercarse mucho. Doloroso testimonio.

Guillermo Caicedo, tío de Julián Esteban Gómez, contó cómo fueron los últimos minutos de su sobrino de 13 años, que falleció este domingo 18 de julio por una vía de Zipaquirá cuando entrenaba para cumplir su sueño de convertirse en un deportista tan grande como su ídolo Egan Bernal.

El familiar del menor afirmó que lo que le ocurrió al niño era un “caso de intolerancia de los conductores con los ciclistas”.

“Íbamos entrenando Zipaquirá-Centro Chía y el conductor de la mula nos empezó a acosar con las cornetas y arrimarnos demasiado la mula. Íbamos en fila india. No me di cuenta cómo trastabilló y se fue debajo de la mula, entre las llantas de la mula”, relató sobre lo que ocurrió con Julián Esteban Gómez.

“Cuando yo paré y volteé a mirar el niño ya estaba debajo de las llantas”, lamentó entre lágrimas.

Guillermo insistió en que “este señor de pronto no tenía ganas de matar al niño, pero mató al niño por pura intolerancia”.

Según él, el conductor “empezó a sonar las cornetas para que nosotros nos orilláramos más, íbamos por la berma, en fila india, el tipo iba peleando con ciclistas. Nos arrimó tanto la mula que el niño se puso nervioso y se descontroló y se fue debajo de las llantas de la mula”, aseguró.

Sobre el distanciamiento que deben tener los vehículos con los ciclistas en la carretera, que mínimo debe ser de dos metros de acuerdo con los estándares internacionales, el tío de Julián Esteban Gómez sostuvo que “no alcanzaba a haber un metro entre el andén y las llantas de la mula”.

Incluso sugirió que los conductores se mantengan alejados tres metros “porque el ciclista va haciendo equilibrio sobre la bicicleta y en cualquier momento pierde el equilibrio, se le estalla una rueda o cualquier cosa y él se va”.

Por eso, Guillermo hizo un llamado a la tolerancia con “los ciclistas de alto rendimiento (que) no pueden entrenar con una ciclovía, desgraciadamente nos toca por las calles y deben tener paciencia con los ciclistas, no agredirlos de esa forma”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...