Proyecto de acceso a vivienda digna fue aprobado en el Congreso

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El proyecto de Ley 158 de 2020 facilitará el acceso a los subsidios de vivienda, reglamentará la política de vivienda rural y mejorará la capacidad de planificación territorial de los municipios.

Ya hay luz verde en el Congreso de la República para el proyecto de vivienda y hábitat, cuyo objetivo es beneficiar a la población que pretende acceder a vivienda digna. La iniciativa, de autoría del Ministerio de Vivienda, servirá de ayuda a los colombianos de las zonas urbanas y rurales, buscará facilitar el acceso a los subsidios de vivienda y eliminará la restricción de enajenación a las casas subsidiadas.

El proyecto de ley número 158 de 2020, en el cual “se dictan disposiciones en materia de vivienda y hábitat”, fue aprobado con 75 votos en el Congreso de la República y servirá de ayuda para los hogares que quieren acceder al subsidio para la compra de vivienda nueva, siempre y cuando no cuenten con un título de propiedad en el momento de la solicitud y cumplan con los requisitos exigidos.

De ese modo, la Ley permitirá liberar el tope máximo de 30 años que tiene actualmente un crédito de vivienda, además, dará cabida para revisar las condiciones de los mismos con el fin de ajustar los requisitos a las necesidades habitacionales y económicas de la población.

De acuerdo con el Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón González, gracias a la nueva Ley de Vivienda, las familias que hayan adquirido una vivienda con el subsidio de ‘Mi Casa Ya’ no tendrán restricción de tiempo para venderla. En el caso de las ‘Viviendas Gratis’ la restricción se reduce de 10 a 5 años para la venta.

El ministro indicó que hay aproximadamente 600.000 familias en busca de casa propia. “La Ley de Vivienda y Hábitat establece la vivienda como política de Estado y adopta normas que permiten garantizar el derecho a una vivienda y hábitat dignos para todos los colombianos. Colombia ha avanzado en los últimos 20 años y se ha convertido en ejemplo internacional de implementación de políticas en materia de vivienda por su efectividad. Sin embargo, nos encontramos ante el desafío de atender a las cerca de 600.000 familias que todavía están en déficit de vivienda, en particular en déficit cuantitativo”, detalló Malagón.

El proyecto contó con la aprobación de las comisiones Séptima de Senado y Cámara, las cuales sesionaron juntas para darle celeridad a la discusión. Ahora está pendiente de ser conciliado por ambas corporaciones para que posteriormente pase a sanción presidencial y se convierta en ley de la República.

La normativa, según el Ministerio de Vivienda, va a facilitar el acceso a los subsidios de vivienda, reglamentar la Política de Vivienda Rural y mejorar la capacidad de planificación territorial de los municipios. Igualmente, pondrá en práctica las definiciones de acción y actuación urbanística, así como el aprovechamiento económico del espacio público.

Según la senadora Nadia Blel, coordinadora ponente de la propuesta, este avance simplificaría la normativa existente en materia de vivienda y promoverá un crecimiento ordenado y planificado en las ciudades. “Se busca que de la mano con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (SIGOT), se consolide información del ordenamiento territorial del país para tener un panorama real de los procesos de formulación, revisión, ajuste, y modificación de los POT”, explicó la senadora del Partido Conservador.

Entre tanto, la senadora Aída Avella, parlamentaria en contra de la propuesta, comentó: “no digan que este proyecto es para los pobres y mujeres, cabeza de familia, ellos sí necesitan una vivienda. Las personas que pagan hasta 6.000 pesos por cada noche jamás tendrán derecho a una vivienda y menos a los subsidios, porque no tienen manera de ahorrar”, dijo.

En la iniciativa se incorpora la categoría de vivienda de interés cultural (VIC), para categorizar los diseños, construcción, financiación y criterios normativos. Según el proyecto, estos deberían obedecer a las costumbres, estilos de vida, materiales y técnicas constructivas y productivas arraigadas al territorio y clima en el cual se ubican.

En el proyecto se especifica que en los municipios donde exista dificultad de acceso debido a condiciones de infraestructura (terrestre y fluvial), el Ministerio de Vivienda “desplegará acciones que permitan focalizar esfuerzos orientados a atender el déficit habitacional de manera prioritaria, mediante el aumento del monto de los subsidios de vivienda nueva, construcción en sitio propio, reforzamiento estructural y mejoramiento de vivienda social y prioritaria rural, únicamente en el caso que se requiera aumentar el rubro de transporte de materiales a zonas rurales dispersas, teniendo en cuenta la distancia y las condiciones de las vías de acceso”.

Con lo anterior, el Estado buscará atender las condiciones de vulnerabilidad de la población rural. Sin embargo, para poder llevarse a cabo el Gobierno tendrá que reglamentar dicho proyecto una vez se emita la ley.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video