Primeras pruebas de vacuna en humanos contra el Covid-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los resultados de la primera fase de ensayos clínicos de vacuna en China demuestran que es segura, bien tolerada y capaz de generar una respuesta inmunológica contra el coronavirus SARS-CoV-2 en humanos.

Los responsables de las pruebas advierten que se necesitarán más investigaciones antes de que esta vacuna de prueba esté disponible para todos.

El estudio se ha hecho en 108 adultos entre 18 y 60 años y demuestra “resultados prometedores” después de 28 días. Según los autores, son necesarios más ensayos para saber si la respuesta inmune que provoca protege eficazmente contra la infección del SARS-CoV-2.

“Esto la convierte “en una candidata potencial para una mayor investigación”, indica Chen, quien no obstante apunta que los resultados deben ser interpretados con cautela.

Y es que según la revista científica The Lancet, la capacidad de desencadenar respuestas inmunológicas no indica necesariamente que la vacuna protegerá a los humanos de la enfermedad.

Los autores señalan que las principales limitaciones del ensayo son el pequeño tamaño de la muestra, la duración relativamente corta y la falta de un grupo de control aleatorio, lo que limita la capacidad de detectar reacciones adversas o de proporcionar pruebas sólidas de su capacidad para generar una reacción inmunológica.

En la ciudad de Wuhan ya ha comenzado la fase 2 del ensayo para determinar si los resultados pueden reproducirse y si hay algún evento adverso hasta seis meses después de la vacunación.

A principios de esta semana, la farmacéutica estadounidense Moderna informó de los resultados “positivos” de su vacuna también en una primera fase de experimentación, la cual demostró potencial para evitar la enfermedad de COVID-19 en humanos.

En la carrera por una vacuna, Estados Unidos planea pruebas en media docena de los proyectos más prometedores con más de 100.000 voluntarios, en un esfuerzo para conseguir una inmunización segura y eficaz para finales de 2020, dijeron a la prensa  los científicos que dirigen el programa.

El proyecto reducirá 10 años de desarrollo y pruebas de vacuna a unos meses, para lograrlo, los principales fabricantes de vacunas han acordado compartir información y redes de ensayos clínicos con sus competidores en caso de que su candidata propia fracase, dijeron los científicos.


Los candidatos que demuestren la seguridad en pequeños estudios iniciales serán probados en enormes ensayos de 20.000 a 30.000 sujetos para cada vacuna, cuyo inicio está previsto para julio.

La Universidad de Oxford anunció ayer viernes que incluirá a niños y ancianos entre los más de 10.000 voluntarios que empezó a reclutar para la segunda fase de ensayos clínicos en humanos de su vacuna contra el coronavirus. El rango de edad de las personas a las que se les administrará la vacuna en prueba se amplía así respecto a la primera fase, para incluir a los grupos de 56-69 años, personas de más de 70 años y de entre 5 y 12 años.

“Los investigadores evaluarán la respuesta inmunológica a la vacuna en personas de diferentes edades, para averiguar si existe una variación en la respuesta del sistema inmunológico en personas mayores o niños”, explicó en un comunicado. La universidad, situada en el centro de Inglaterra, inició en abril la primera fase de ensayos clínicos, con voluntarios sanos de entre 18 y 55 años.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video