No se crearán nuevas curules en el Senado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El congresista aseguró que la reforma política da mayor representación a algunas regiones.

La reforma política que cursa en el Congreso tiene propuestas claves en materia de equidad de género para las elecciones, renovación de la política y financiación de las campañas, pero volvió a la discusión mediática por una disposición que se le incluyó la semana pasada que, tal como quedó, aumenta en 12 el número de curules en el Legislativo.

El congresista José Daniel López, autor de la reforma política, aclaró que lo que se busca es darles más representación a algunos departamentos, pero que en la ponencia para el próximo debate se hará la claridad de que no se pueden crear nuevas curules.

Ustedes propusieron crear nuevas curules en Senado y que esa corporación tenga un componente regional. ¿Eso no es crear un ‘Frankenstein’?


No vamos a aumentar las curules. Lo que proponemos es que de las 100 curules de la circunscripción nacional, 12 se destinen a la representación de las regiones más olvidadas del país, máxime cuando no se ha logrado aún sacar adelante la reforma para las curules de las víctimas y son estos mismos departamentos los más golpeados por el conflicto armado.

Este es el reconocimiento de una realidad práctica, y es que más del 80 por ciento de los senadores se eligen por un departamento. Más allá de que en la teoría la circunscripción sea nacional, en la práctica tenemos un Senado de esencia regional, pero los territorios más pequeños, como el Putumayo, como La Guajira, jamás podrán reunir los votos para tener su propia representación en el Senado, y esto sin duda es una gran desventaja.

¿Qué va a proponer para que no se creen nuevas curules?

Vamos a mantener la figura del Senado regional solo para los departamentos más excluidos. Hoy el Senado tiene 108 curules, 100 de circunscripción nacional, cinco de las Farc (que se acaban en 2026), dos para los indígenas y una para la segunda votación presidencial.

Lo que vamos a hacer es mantener todo igual, salvo que de las 100 curules de circunscripción nacional, 12 se asignarán para los departamentos más apartados del país. Los habitantes de estos territorios votarán por el senador que representará a su departamento.

Varios congresistas han mencionado que van a proponer el transfuguismo, ¿Cómo ve este punto?

Es inconveniente para el fortalecimiento de los partidos y para la representatividad de los congresistas y de los miembros de corporaciones públicas.

Se ha dicho que a la reforma se le van a meter cualquier cantidad de temas. ¿Se volvió un arbolito de Navidad este proyecto?

La reforma debe ser juzgada por su contenido y no por ideas que no han sido puestas en consideración. Esta reforma tiene tres temas claves: implementar las listas cerradas, las listas paritarias para tener más mujeres elegidas en cargos de elección popular y, tercero, representación en el Senado para las regiones más apartadas del país sin aumentar el número de curules.

¿En qué consiste la lista paritaria?

Se busca permitir que, en una lista cerrada, mujeres y hombres ocupen la lista de manera intercalada. Es decir que si, por ejemplo, un hombre es la cabeza de lista, una mujer debe ocupar el segundo renglón, posteriormente iría un hombre y luego otra mujer. O viceversa. Buscamos favorecer la elegibilidad de las mujeres, un aspecto en el que estamos rezagados. Por ejemplo, el 80 por ciento del Congreso son hombres, cuando las mujeres son más del 50 por ciento de la población del país. Territorios que no tienen voz

Al tiempo que se conocía la propuesta del Senado regional se conoció un estudio de la Universidad Nacional según el cual nueve departamentos del país no tuvieron presencia en esta corporación durante los últimos siete periodos. Solo entre 2014 y 2018 fueron 12 los territorios sin representación.

“Arauca, Amazonas, Caquetá, Guainía, Guaviare, Putumayo, San Andrés y Providencia, Vaupés y Vichada no han estado presentes en el Senado durante los últimos siete periodos electorales”, dice el estudio. “Puede decirse que las reglas de juego actuales contienen un sesgo a favor del dominio del Senado por parte de las entidades territoriales más pobladas, sesgo que puede traducirse en su sobrerrepresentación”, afirma el documento, del profesor Jorge Armando Rodríguez.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video