Marchas 20 de julio: preocupación entre las autoridades políticas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Advierten que las protestas pueden acelerar un nuevo pico en la pandemia y provocar desmanes.

Para el 20 de julio, el día cuando se conmemora la independencia de Colombia y el presidente Iván Duque instala una nueva legislatura en el Congreso, están programadas nuevas manifestaciones en el país, impulsadas por el Comité Nacional del Paro (CNP), la denominada ‘primera línea’ y otros ciudadanos de varias ciudades.

El Gobierno Nacional, específicamente los ministerios de Defensa y del Interior, ha estado adelantando consejos de seguridad en Bogotá, Pereira, Medellín, Cali, Barranquilla y otras ciudades principales para adelantarse a los riesgos que puedan surgir en las marchas y activar los protocolos necesarios para evitar los disturbios.

En estos, la Policía ha determinado que hay personas que planean hacer vandalismo y “cometer actos contrarios a la ley”. “Está claro que, de acuerdo con información de inteligencia, el Eln y algunas disidencias de las Farc siguen con la intención de financiar actividades violentas y de criminalidad, alrededor de estas organizaciones e individuos”, advirtió el ministro de Defensa, Diego Molano.

Además, este viernes se instalará un Puesto de Mando Unificado (PMU) nacional para «coordinar con todos los alcaldes y gobernadores y mandos de policía y militares del país porque nuestra prioridad es garantizar la seguridad de todos los ciudadanos», señaló este viernes el ministro del Interior, Daniel Palacios.

Por tanto, en el Valle del Cauca, la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, anunció un cierre de las fronteras hasta el jueves 22 de julio a medianoche, con el fin de que con esta medida restrictiva de movilidad, se garantice la “convivencia pacífica y evitar el riesgo de alteraciones del orden público, así como disminuir la velocidad de contagio del covid-19”. También habrá toques de queda el lunes 19 y martes 20 de julio, de 7:00 p. m a 5:00 a. m. del día siguiente. “Junto a nuestra Fuerza Pública haremos acompañamiento a las movilizaciones sociales programadas para garantizar la protesta pacífica y la seguridad”, aseguró.

(Además: Duque: ‘Hay evidencia de que todo el grupo participó en el magnicidio’)

En Bogotá, vigilan las entradas de la capital para controlar quiénes ingresan a la ciudad, pues no permitirán actos vandálicos. “Al primer hecho de violencia nuestra Policía Nacional tiene la orden de intervenir según los procedimientos y protocolos establecidos en la constitución y la ley”, aseveró Aníbal Fernandez de Soto, secretario de seguridad de Bogotá.

Y es que en videos ha quedado registrado cómo los miembros de la primera línea en Bogotá entrenan con machetes, palos y bolillos para posibles enfrentamientos.

“Quienes ingresan con caucheras, escudos, botellas o combustible no vienen con buenas intenciones, y esa es la finalidad de lo que estamos haciendo. Estamos detectando estas personas antes del 20 de julio. Son generadores del caos y destrucción”, reiteró el comandante de la Policía Metropolitana, el general Eliécer Camacho.

En paralelo, el jefe de la cartera política ha encabezado dos reuniones de la Mesa Nacional de Garantías para la Protesta Pacífica en Bogotá, así como en Pereira, Cali y Medellín, en las que ha señalado que “la manifestación pacífica no justifica la alteración del orden público”, por lo que no lo tolerarán.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...