Los líos de Uribe y Petro por las listas al Congreso de sus partidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Son enemigos en la política y en algunas ocasiones hasta en los estrados judiciales. Y aunque mutuamente se acusan en público de ser la causa de las crisis recientes de Colombia, ahora coinciden en que tienen que tomar las riendas de sus partidos para definir la cabeza de lista al Congreso y las reglas de juego para elegir a su ficha presidencial para 2022.

Los debates internos están tan candentes, que los máximos líderes del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, y del Pacto Histórico, Gustavo Petro Urrego, se están viendo obligados a intervenir en un proceso que generalmente se resuelve a nivel de las bancadas. Eso sí, son diametralmente opuestos en términos ideológicos, pero la mecánica electoral los puso a coincidir en el enredo interno de sus colectividades.

A la izquierda del espectro político están Petro y su Pacto Histórico, que con el retorno esta semana de Piedad Córdoba al debate electoral se irrumpió en un abanico de nombres que parecía ya tener una inclinación clara. En efecto, en esta organización que agrupa a movimientos de izquierda (Colombia Humana, Alianza Afrocolombiana, Polo, Unión Patriótica y Movimiento Alternativo Indígena y Social) veían a la hoy representante María José Pizarro como su cabeza de lista, y solo faltaba que la actriz Margarita Rosa de Francisco diera oficialmente el paso al costado para concretar la decisión.

Y por la derecha del espectro están Uribe y su Centro Democrático, toldas en las que se tenía un preacuerdo tácito para darle la cabeza de lista al Senado al excandidato a la Alcaldía de Bogotá Miguel Uribe, con la condición de que esta plancha fuese abierta, lo que se traduce en que los electores votan por cualquiera de los 100 puestos que hay y no solo por el partido, que es –en resumen– lo que se hace con una cerrada.

Pero este acuerdo se puso en duda no solo por algunas voces ‘disidentes’ dentro de la propia colectividad –que consideran que a Uribe (el exaspirante a alcalde) le falta experiencia electoral–, sino que la elección del candidato presidencial del partido, que esta semana se agitó con la decisión del Comité de Ética de sacar de esa carrera al representante Edward Rodríguez, sacudió los acuerdos previos en los que se trabajaba y puso el foco en la conformación de la lista.

Estos dos casos, el del Pacto Histórico y del Centro Democrático, no son los únicos, pero sí los de mayor enredo político, porque en otras colectividades tradicionales –como los partidos Liberal, Conservador, de ‘la U’ y Cambio Radical– aún no despegan nombres con capacidad de disputar con fuerza el primer puesto en la lista al Congreso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video