Las reflexiones de Alejandro Gaviria sobre la religión y la espiritualidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El precandidato presidencial escribió un texto en el que habló de su relación con la espiritualidad.

Una reflexión sobre la religión, la libertad de cultos, el respeto, el amor y la espiritualidad consignó el precandidato presidencial Alejandro Gaviria.

El exministro habla de la importancia del respeto a las creencias de los demás, de lo que significa el «amor al prójimo» y sobre la necesidad de la existencia de la espiritualidad para los seres humanos. El siguiente es el texto completo: 

Quiero hacer una breve reflexión en voz alta. Una reflexión sobre la espiritualidad. Me parece importante hacerlo al inicio de esta campaña presidencial. Puede ser útil para todos y todas. Puede despejar muchas dudas.

Hace algunos días, en una columna de un periódico nacional, un periodista preguntaba con curiosidad cómo voy a relacionarme con los creyentes. En otras palabras, cómo voy a explicar mis ideas, mi visión de la política y de la vida al padre que le da la bendición a su hijo en la mañana, la madre que se arrodilla en una iglesia o a la familia que despide a un ser querido con los santos óleos.

Quiero responder a esa pregunta con total sinceridad. Creo que tenemos una oportunidad muy valiosa para asumir entre todos este debate de la mejor manera, desde el respeto y la tolerancia. Esta es una oportunidad para reafirmar el espíritu de nuestra Constitución política que consagra la libertad de pensamiento y la libertad de culto como derechos fundamentales.

“Mientras que vemos que todo tipo de intolerancias fundamentalistas daña las relaciones entre personas, grupos y pueblos, vivamos y enseñemos nosotros el valor del respeto, el amor capaz de asumir la diferencia”, escribió el papa Francisco. “Un buen político da el primer paso para que resuenen todas la voces”, enfatizó.

(Le sugerimos: Uribismo pide investigar acto de campaña de Petro)Hace un año, durante los cierres por la pandemia, hubo una discusión sobre la reapertura de templos y lugares de culto. Muchos se opusieron argumentando que no era prioritario, que había otros asuntos más urgentes. Yo opiné entonces que las necesidades espirituales son importantes, tal vez las más importantes. Opiné que no podemos despreciarlas. Al contrario, debemos respetarlas y facilitarlas incluso en circunstancias excepcionales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video