La hazaña del colombiano que nadó el lago Ontario en Canadá

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Juan Gabriel Acosta es un médico santandereano que nada por niños con autismo.

Una nueva hazaña se le suma a Juan Gabriel Acosta, un médico cardiólogo de Barrancabermeja, Santander, que este viernes 6 de agosto nadó el lago Ontario en Canadá, como forma de concientizar al mundo sobre el autismo.

Fueron 19 horas nadando más de 52 kilómetros por una causa que lo ha llevado a nadar en lugares extremos como las aguas que bordean a Manhattan en Estados Unidos, logro que cumplió en septiembre del 2019; o en septiembre de 2015, cuando nadó 16 kilómetros entre Europa y África por el estrecho de Gibraltar.
Sus sobrinos son su inspiración, por ellos y por los niños que padecen esta enfermedad es que Juan Gabriel nada en los lugares más extensos. 

“En honor a mi sobrino Felipe, tenía autismo y sufrió bullying, en honor a él y a todos los niños que estén pasando por eso mismo es que yo nadé”, dijo a un medio local una vez salió del lago.

Juan Gabriel hizo parte de la selección Santander de natación cuando vivía en Barrancabermeja y desde entonces no ha dejado de practicarla pero ahora con fines sociales.

​Sobre las dos de la tarde (hora colombiana) de este viernes, Juan Gabriel volvió a tocar tierra firme tras 19 horas nadando sin parar, solo estaba acompañado de un bote por seguridad. 

“La noche fue muy dura, comía cada 45 minutos. Le dábamos barritas de proteína o chocolate pero al final solo quería galletas. Él no puede tocar el bote, las paradas eran de 30 segundos y se sostiene de un palo que le pasamos desde el bote y por ahí también le pasamos la comida”, indicó en Instagram una de las personas que lo acompañó en el bote.

Contrario a lo que hacen otros deportistas de aguas abiertas, Juan Gabriel nada sin traje especial de neopreno, solo lo hace con un pequeño traje de baño, unas gafas y un gorro.

“Llevábamos en el bote unas personas que se tiraban a nadar con él por una hora para que no pierda el ritmo, son personas que no están cansadas y pueden ayudarlo a mantenerlo. No tiene reloj ni GPS, no puede ver cuánto tiempo lleva nadando”, agrega la mujer que lo acompaña en el bote.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video