Indígenas condenaron a siete disidentes de las Farc en Caloto

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los hombres, miembros de la estructura Dagoberto Ramos, fueron procesados bajo la Jurisdicción Especial Indígena por el asesinato de Jesús Antonio Rivera de 32 años.

Las autoridades indígenas aplicaron su justicia especial y condenaron a siete presuntos disidentes de las Farc que habían sido capturados por el asesinato de un hombre en la vereda Huellas, zona rural del municipio de Caloto, Cauca.

Los individuos fueron presentados en una asamblea y la comunidad determinó el castigo para cada uno de los implicados, de acuerdo a su grado de participación en el homicidio de Jesús Antonio Rivera de 32 años de edad.

Por una parte, los indígenas establecieron 25 años de cárcel, 10 en un centro de armonización y nueve sacudidas o latigazos contra dos de los sujetos, señalados como responsables de accionar las armas.

Asimismo, determinaron cinco años de prisión y nueve sacudidas a dos reincidentes que ya habían sido enjuiciados por desarmonías en sus territorios. A los otros tres, les dictaron tres años de trabajo comunitario y les aplicaron 41 latigazos.

El líder indígena, Alejandro Casamachín, informó que esta vez las armas no fueron destruidas, sino que entraron a hacer parte de un proceso que busca abrir un diálogo mediado por la Iglesia Católica para que cesen los hechos violentos en los territorios.

Los ciudadanos asegurados permanecen bajo la custodia de la Guardia Indígena y serán trasladados a sus respectivos lugares de reclusión, con los protocolos de bioseguridad necesarios.

El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, acompañó la diligencia.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...