Hipótesis de la tragedia de Tumaco que ya deja 14 muertos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Autoridades continúan la búsqueda de desaparecidos tras el naufragio. Siete menores han fallecido.

El sobrecupo y la fuerza del mar podrían ser las causas del fatal naufragio de dos embarcaciones registrado en la tarde del sábado en aguas del Litoral Pacífico de Nariño, según se desprende de una de las hipótesis que investigan las autoridades para esclarecer el lamentable siniestro.

La nueva tragedia en alta mar, ocurrida a una hora de distancia de Tumaco aproximadamente, en la tarde de este domingo deja un saldo parcial de 14 personas muertas y un número indeterminado de desaparecidas, pero se habla que podrían ser  30.

Otras 30 personas fueron rescatadas con vida, entre ellas 5 niños, las cuales son atendidas en los hospitales de Tumaco y están fuera de peligro.

La versión que entregó el comandante de la Fuerza de Tarea contra el Narcotráfico Poseidón, contralmirante José David Espitia Jiménez, es que se trató del naufragio de dos embarcaciones que se dirigían de Tumaco a la vereda San José del Guayabo, en la zona del río Mejicano.

“Hemos conocido que dos embarcaciones han zozobrado”, dijo y añadió que son lanchas que mueven pasajeros entre las distintas veredas ubicadas a orillas del río Mejicano y a diferentes horas del día.

Sobre el siniestro que es objeto de investigación por parte de las autoridades, se registró a 7 kilómetros de distancia de la isla del Morro, en jurisdicción de Tumaco.

La alcaldesa del municipio, María Emilsen Angulo, informó que entre los 14 muertos hay 7 menores de edad.

Algunos de los muertos son: Alvear Sinisterra Tenorio, de 47 años de edad; Silvia Alexandra Preciado, 23; Jessier Tomás Preciado, 5; Junior Daniel Hurtado Cabezas, 19; Freider Felipe Dájome Banguera, 3; Luis Angel Cortés Banguera, 4; Gerson David Rodríguez Angulo, 6; Shaira Johana Rodríguez Angulo, 11; Leidy Yurani Montenegro, 23; Cristian Perlaza, 21; Juan Jefferson Perlaza Hurtado, 16 y Jhon Alexander Armero Rodríguez, 3.

En este caso las dos lanchas navegaban por mar abierto o alta mar y“en ningún momento hubo un choque entre ambas embarcaciones, lo que sucedió es que a esa hora había fuertes olas, lo que originó su hundimiento”.

Ante las denuncias formuladas por la comunidad acerca de ese medio de transporte fluvial y marítimo, en cuanto a que no cumple con los requisitos exigidos por las autoridades correspondientes, Espitia recalcó: “Es importante que estas embarcaciones surtan el proceso de matrícula, además la consecuente inspección para verificar que cumplan con las medidas de seguridad”.

Otra de las quejas que surgieron tras la tragedia, se refiere con la hora del zarpe de las embarcaciones, cuyo control al parecer no se cumple por parte de la Armada Nacional ni por la Capitanía del Puerto.

Espitia reconoció que para ofrecer una seguridad efectiva a través de las embarcaciones de guardacostas de la Armada Nacional en la zona, es necesario “tener la información que nos permita conocer cuándo zarpas las embarcaciones, a qué hora zarpan, qué destino tienen”.

Recalcó que si los zarpes de las lanchas se hacen de manera informal cómo al parecer viene ocurriendo en Tumaco, la Armada Nacional desconoce esa información, por lo que la labor de esa institución se torna muy difícil y con mayor razón en un área tan extensa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video