Gracias a un libro, exsenador logró mantener megapensión

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Según el Fondo de Pensionados no tiene derecho a esa mesada, pero el Consejo de Estado la avaló

Gracias a un libro que escribió y que registró en 1997, un exsenador suplente está ganando desde ese año una megapensión ( hoy de unos 25 millones de pesos mensuales), la cual le ha permitido hasta el momento devengar más de 4 mil millones de pesos.

Y el Consejo de Estado mediante un fallo desechó las pretensiones del Fondo de Pensionados del Congreso, Fonprecón, para quitarle la mesada al considerar que no tenía ese derecho en la medida que no certificó los 20 años laborados, como en su momento lo exigía la ley.

Se trata de Blas Alfonso Riaño Uparela, quien trabajó por alrededor de 19 años en diferentes cargos públicos (diputado en Córdoba, representante a la Cámara ), ocupando por última vez su curul en abril de 1985, cuando se desempeñaba como senador suplente.

En 1997 Riaño Uparela solicitó a Fonprecon el reconocimiento de su jubilación y como no contaba con el tiempo de servicio mínimo para el reconocimiento, que para ese entonces era de 20 años, convalidó el tiempo que le hacía falta para acceder el derecho mediante un libro de su autoría denominado ‘Las guerras civiles de la patria boba’.

En ese momento estaba vigente la ley 50 de 1886 que permitía a los docentes homologar un libro a dos años de servicio cuando se acreditara que fue empleado como texto de enseñanza.

El excongresista registró el libro en 1997 ante la Dirección Nacional de Derechos de autor con el fin de completar los requisitos que el texto debió tener al momento de su producción.

Sin embargo, como resultado de la revisión ordenada por la Corte Constitucional en la sentencia C-258 de 2013, en el año 2014 el Fondo demandó ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca el acto administrativo mediante el cual reconoció la pensión a Riaño, por considerar que el libro no cumplía con los requisitos legales al haberse registrado con posterioridad al retiro del servicio y no haberse producido en el ejercicio de la docencia.

Es así como mediante sentencia del 19 de mayo de 2017 la Sección Segunda del Tribunal Administrativo de Cundinamarca accedió a las pretensiones de Fonprecón y declaró la nulidad de la resolución de reconocimiento de la pensión disponiendo el retiro de la nómina de pensionados.

Pero Riaño interpuso recurso de apelación y mediante sentencia del 16 de julio de 2020 la Sección Segunda del Consejo de Estado revocó la decisión y ordenó al Fondo continuar pagando la mesada pensional.

En otras palabras, el alto tribunal reconoció la pensión aunque el libro no era un texto de enseñanza y a que el pensionado no era destinatario del régimen especial. El Consejo de Estado ordenó continuar pagando la pensión por considerar que dada la avanzada edad del pensionado se violarían sus derechos.

Esta decisión contrasta con otras proferidas por el propio Consejo de Estado y de la Corte Constitucional que han establecido que el reconocimiento de una pensión ilegalmente no configura un derecho adquirido.

Y esto le ha permitido al excongresista Riaño continuar con su megapensiòn, a pesar de los esfuerzos de Fonprecón por evitar que haya personas devengando recursos a los que no tienen derechos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video