Estudiante murió de neumonía y su cuerpo no aparece hace 21 días

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Angie Paola Parada Rodríguez, estudiante de Pedagogía de 22 años de edad, fue hospitalizada el pasado 12 de abril por síntomas de neumonía. La paciente falleció el 16 de abril a causa de un paro respiratorio y, 21 días después de su muerte, aún se desconoce dónde está el cuerpo de la joven.

La mujer padecía problemas respiratorios desde hace dos años y había estado internada en la clínica Nuestra Señora de Torcoroma, de donde salió días antes de ingresar al servicio de urgencias del Hospital Emiro Quintero Cañizares, en el municipio de Ocaña, Norte de Santander.

Según el personal médico del hospital, la paciente no reflejó mejoría y presentaba dificultad para respirar, lo que hizo necesario la solicitud de remisión hacia un centro médico de tercer nivel en Bucaramanga. Sin embargo, el estado de salud de la joven impidió el traslado en ambulancia.

«A mí me tuvieron engañado, mi mujer y mi hijo estaban desesperados».

Jesús Emel Parada, padre de la joven estudiante de Pedagogía, señaló que desde el 13 de abril, día en que se realizó la primera prueba de covid-19, la joven fue aislada y desconocían su estado de salud.

“A mí me tuvieron engañado, mi mujer y mi hijo estaban desesperados, ya estábamos listos para el traslado a Bucaramanga y de repente nos dieron la noticia de que mi hija había fallecido. Van más de 20 días y no sé dónde está el cuerpo de mi hija”, afirmó Parada.

Tras conocerse la fatal noticia se registraron momentos de tensión, los familiares exigían ingresar, pero el paso les fue restringido, lo que desencadenó forcejeos y vidrios rotos en la entrada del hospital.

«Secuestraron el cuerpo de mi hija y deberían tener la delicadeza de decirme dónde está».

Tras conocerse la fatal noticia se registraron momentos de tensión, los familiares exigían ingresar, pero el paso les fue restringido, lo que desencadenó forcejeos y vidrios rotos en la entrada del hospital.

Secuestraron el cuerpo de mi hija y deberían tener la delicadeza de decirme dónde está

El padre de la joven denunció la difícil situación que vive la familia tras conocer que la muerte de la joven de 22 años no fue por coronavirus; aún se desconoce el lugar y las evidencias que indiquen que el cuerpo fue enterrado.

“He recibido amenazas y me han pedido no sacar el caso a la luz pública, me secuestraron el cuerpo de mi hija y deberían tener la delicadeza de decirme dónde está y así al menos tengo tranquilidad”, indicó Parada.

Jairo Pinzón López, gerente del hospital Emiro Quintero Cañizares, señaló que los protocolos emitidos por el Ministerio de Salud exigen unos parámetros para el manejo de los cuerpos en medio de la pandemia.

En el caso de Angie Paola, le fue aplicada una muestra post mortem, y se categorizó como posible caso de covid-19, según la guía para el manejo, traslado y disposición de cadáveres. Ambas pruebas fueron negativas.

Me mostraron tres montones de tierra y me dijeron que en uno está mi hija

Adrián Rojas, coordinador del servicio de urgencias del hospital, añadió que aunque no había llegado el resultado de la primera prueba, el proceso debía ser tratado como un caso positivo y por eso le correspondió a la Oficina de Salud Pública municipal y al servicio funerario realizar la inhumación del cuerpo.

“Uno comprende lo difícil que es la situación y el dolor que debe estar pasando la familia es indescriptible; el cuerpo se manejó de acuerdo al protocolo que nos exigen e infortunadamente el resultado de la prueba salió negativa”, sentenció Rojas.

La familia Parada Rodríguez, que reside en el barrio Libardo Alonso del municipio de Ocaña, asegura que no descansarán hasta conocer la verdad y esclarecer el destino final del cuerpo de Angie Paola.

“Me mostraron tres montones de tierra y me dijeron que en uno está mi hija, también me enseñaron una cruz con el nombre de mi hija con una fecha distinta al día en que murió, pero ninguna autoridad, ni el capellán del cementerio certifican que se trata de mi hija”, indicó Parada.

Por ahora los habitantes de la provincia de Ocaña se han sumado al clamor de la familia y exigen a la Alcaldía Municipal revelar el lugar donde permanece el cuerpo de la joven estudiante.


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video