En Italia, un pueblo controló el coronavirus haciendo pruebas a todos e ignorando la OMS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El médico italiano Sergio Romagnani explicó que la clave del éxito para combatir la enfermedad en la localidad de Vó fue hacer pruebas a todos sus habitantes.

Vó, una localidad de 3.500 habitantes en Padua, en la región de Véneto, ha sido una de las menos afectadas por el coronavirus en Italia. Según el médico italiano Sergio Romagnani, la clave fue ignorar los lineamientos de la OMS.

De acuerdo con Romagnani, un discípulo suyo llamado Andrea Crisanti ordenó que todos los habitantes del pueblo se sometieran a la prueba de covid-19, lo que va en contra de las primeras recomendaciones de la OMS.

«Al final, Véneto está controlando el coronavirus por no seguir a la OMS. Ahora están cambiando el discurso y están diciendo lo que yo dejé escrito hace dos meses. Pero ahora llega tarde. Hacía falta hacerlo entonces para frenarlo», dijo el médico en una entrevista con El Confidencial.

“El resultado se obtuvo sobre una muestra muy pequeña, pero aun así es muy revelador. Un total de 58 personas dieron positivo en los test realizados entre el 22 y el 25 de febrero y, de todos ellos, 33 eran totalmente asintomáticos. De los menores de 50, la mayoría lo eran. Establecimos la hipótesis de que entre el 50 % y el 70 % de los infectados no estarían desarrollando síntomas, que recogieron los periódicos italianos. Y lo más importante: 10 días después solo dieron positivo 19 de los asintomáticos y 10 de los que tenían síntomas”, explicó el médico.

En principio, la recomendación de la OMS fue no usar tapabocas y que solo quienes mostraran síntomas (tos seca, fiebre, dificultad para respirar) se aislaran, por lo que se instalaron medidores de temperatura en miles de aeropuertos del mundo.

Sin embargo, con el paso del tiempo se ha encontrado que quienes más esparcen el virus son las personas asintomáticas que creen no tener la enfermedad.

Los asintomáticos son muchos y son una fuente formidable de contagio. Por eso hay que aislarlos inmediatamente. La mayoría eran personas jóvenes y sanas. Pero lo más interesante de todo es que cuando los contagiados asintomáticos fueron aislados en Vò, el porcentaje de enfermos disminuyó de golpe del 3,2 % al 0,3 %. ¡Más de 10 veces!”, señaló Romagnani.

El método con el que lograron realizar pruebas a todos los pobladores fue adaptar la escuela y volverla un centro para realizar los test. Tras recibir los resultados, se aislaba totalmente a los positivos.

El médico dijo que se actuó diferente a Lombardía, el foco del coronavirus en Europa: “En cuanto crearon la ‘zona roja’, aislaron a todos, también a los asintomáticos… Paralizaron el brote. En el norte, en el área de Bérgamo (Lombardía), hay grandes industrias que producen mucho. Se valoró distinto por motivos económicos quizá. Y ya ve el resultado… Al final hemos tenido que paralizar la nación entera por esos errores iniciales”.

Con respecto al valor de las pruebas, el médico explicó que a la postre era más económico hacerlas que tener personas en las UCI: “¿Cuánto cuesta un test? ¿Una decena de euros? ¿Algo más? Lo digo porque tener en terapia intensiva a un paciente durante 20 días en Italia cuesta entre 50.000 y 60.000 euros”.

El otro hallazgo de Romagnani fue que la exposición repetida genera consecuencias más graves, lo que podría explicar el porqué tantos médicos terminan contagiados y en estado grave: “Llegamos a la conclusión de que la circulación del virus alrededor de una misma persona, aunque ya esté infectada, agrava su patología”.

“Es como si las insignificantes mutaciones que el virus va sufriendo lo hiciesen mucho más peligroso para aquellos que están expuestos continuamente a su presencia”, agregó el doctor.

De acuerdo con el médico, el otro error grave fue que no todas las personas usaran tapabocas, lo que era una recomendación de la OMS.

“Eso ha sido un error enorme. ¡Enorme! Las mascarillas es obvio que no dan una protección del 100 %, pero si las lleva todo el mundo, baja muchísimo el riesgo de contagio. Cuando llegaron los médicos enviados por China, se quedaron estupefactos. Nos decían que si estábamos locos. Es verdad que ellos están acostumbrados a llevarlas por la contaminación, etcétera, pero no se podían creer que en Italia las autoridades recomendasen lo contrario”, explicó.

Sobre por qué ha fallado la OMS, dijo que “son burócratas que han hecho carrera dentro de oficinas, pero no han vivido la experiencia de campo, no han estado ni en los laboratorios manejando virus ni implicados en situaciones epidémicas en otros países”.

Finalmente, el médico acepta que no se puede hacer pruebas a todo el país pero que las personas que siguen realizando labores deben recibirlo: “Médicos, enfermeros, personal sanitario, trabajadores de supermercados, agentes de policía, farmacéuticos, etcétera. A esos hay que hacerles test a todos”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video