El calvario de hospitales en Colombia para que les paguen sus deudas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

A centros asistenciales de Valle, Antioquia, Santander y Cesar les deben $ 793.000 millones.

Las millonarias cuentas pendientes, principalmente de EPS y entidades territoriales, tienen en riesgo el funcionamiento adecuado de cuatro importantes hospitales en el país, que atienden patologías de alta complejidad.

La lista de morosos es larga. Les quedaron millonarias cuentas pendientes con las EPS que fueron liquidadas y les siguen debiendo las EPS que se encuentran funcionando, tanto del régimen subsidiado como del contributivo. También les deben las entidades territoriales, especialmente por atención a migrantes, y las aseguradoras del Soat, por atención de accidentes de tránsito.

La cartera, que viene de años atrás, sigue aumentando por los problemas que enfrentan a la hora de realizar los cobros a estas entidades.

Hay un problema acumulativo. Primero, EPS liquidadas que nos dejaron sin pagar; segundo, un problema de procesos y de la lógica asistencial y la administrativa, que está llena de trámites y de formalismos para entorpecer los pagos, y tercero, estamos ante una situación en donde el propio Estado colombiano promete unos recursos”, afirmó Andrés Aguirre, gerente del Hospital Pablo Tobón Uribe.

La situación ha llegado al punto de que las regiones le están pidiendo al Gobierno que les ayude a cobrar y que facilite los trámites de pago.

La gobernadora del Valle del CaucaClara Luz Roldán, le hizo un llamado hace dos semanas al presidente Iván Duque para “rescatar el sector salud por la severa afectación en la pérdida de la prestación de los servicios, el incremento del costo y la disminución de los ingresos”.

La secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes, explica que la deuda total de las EPS a los hospitales en el departamento alcanza los 446.000 millones de pesos; sin contar la facturación por vacunación, que suma otros 12.000 millones.

“Tenemos una situación dramática, dos meses sin pagar salarios en el HUV y en el de Tuluá, y la deuda de los 446.000 millones de pesos”, dijo.

Los entes regionales están preocupados, pues al no poder pagarle a su personal, bajan la calidad de atención y dejan de recibir pacientes.

En el Hospital Rosario Pumarejo de López, de Valledupar, les deben al personal de salud entre cuatro y 15 meses de salarios, lo que ha generado diversas protestas este año.

A la asociación sindical Aspesalud, con la que el hospital contrató cerca de 30 especialidades, médicos generales, médicos de UCI neonatal y de adultos, le deben 13.000 millones de pesos, vigencia 2019-2021.

La cifra era mayor, pero esta semana abonaron 500 millones para pago de los especialistas y médicos generales”, afirmó Marlon Carillo, asesor jurídico de Aspesalud.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video