Disputa marítima entre Colombia y Nicaragua volverá en septiembre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La audiencia sobre la delimitación marítima retornará. 

En 2013 Nicaragua recurrió a la CIJ, el máximo órgano judicial de la ONU, asegurando que Colombia violaba sus derechos en vastas extensiones marítimas nicaragüenses.

Los dos países latinoamericanos tienen una frontera marítima que es fuente de tensiones desde hace casi un siglo.

En un dictamen del 19 de noviembre de 2012, la CIJ había establecido nuevos límites marítimos entre Nicaragua y Colombia, atribuyendo a Managua decenas de miles de km2 que antes estaban bajo el control de Bogotá.

Pero la CIJ reconoció la soberanía de Colombia sobre islas e islotes del Caribe reivindicados por Nicaragua.

Algunos de ellos han quedado enclavados en medio de las nuevas aguas territoriales de Nicaragua.

La decisión de 2012 fue traumática para Colombia, que dice temer por los derechos de los habitantes de estas islas y sus actividades pesqueras. Managua pedía además a los jueces que delimitasen la frontera entre los dos países, más allá de las 200 millas náuticas de la costa nicaragüense.

En 2016 la CIJ, con sede en La Haya, se declaró competente para dirimir estos dos litigios marítimos entre Colombia y Nicaragua.

Estas audiencias hacen parte del procedimiento ordinario previsto para estos casos.

Los procesos ante la Corte Internacional de Justicia están divididos en dos fases: una escrita y una oral. En el caso relativo a las supuestas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe (Nicaragua c. Colombia), la etapa escrita tuvo lugar entre 2013 y 2019. De conformidad con el Reglamento de la Corte, una vez cerrado el procedimiento escrito, el caso queda listo para ser escuchado en audiencia.

El Reglamento de la Corte establece que “las audiencias están encaminadas a tratar los puntos que todavía separan a las partes sin volver a exponer todo lo que ya se trató en los alegatos escritos, ni simplemente repetir los hechos y argumentos ya invocados en los mismos.”

Nicaragua presentará oralmente los principales argumentos en los que fundamenta sus pretensiones. Lo propio hará Colombia, quien presentará oralmente sus argumentos contra las demandas de Nicaragua y a favor de las contrademandas presentadas.

Una vez se cierren las audiencias orales, la Corte procederá, de manera reservada, a deliberar sobre los argumentos de las partes. La Corte debe luego emitir un fallo, lo cual normalmente tiene lugar varios meses después de dichas audiencias.

Junto a este caso, actualmente cursa en la Corte otro proceso sobre la Cuestión de la delimitación de la plataforma continental entre Nicaragua y Colombia más allá de las 200 millas náuticas desde la costa nicaragüense, iniciado por Nicaragua el 16 de septiembre de 2013. En este proceso también se ha cerrado su etapa escrita y la Corte igualmente deberá fijar fecha de audiencia en un futuro.

Frente a este asunto se refirió en las últimas horas el aspirante presencial y excomisionado de paz, Miguel Ceballos, quien señaló que hace una semana le preguntó públicamente al presidente Iván Duque y a la vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez «en qué estado estaba la defensa de Colombia frente a las demandas de Nicaragua para quedarse con el Archipiélago San Andrés y llegar hasta pocas millas de Cartagena. Hoy ya la Corte Internacional de La Haya anuncia para septiembre las audiencias contra nuestro país y no sabemos nada».

«Colombia no puede permitir que Nicaragua, hoy en manos de un dictador, avance en sus pretensiones, debemos evaluar no continuar con el proceso hasta cuando en Nicaragua se respeten los derechos humanos, y se deje de encarcelar a la oposición», sentenció Ceballos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video