Apoyar al campesino una tarea de todos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Desde hace poco más de dos meses los campesinos colombianos han tenido que afrontar una crisis por la drástica reducción del precio de la papa, si antes podían vender el bulto en cincuenta mil pesos, hoy lo hacen por tan solo ocho mil. No obstante, en las ciudades la cosa es diferente: de acuerdo con el boletín publicado por Fedepapa, en Corabastos (Bogotá) se vende el bulto de papa a 45.000 pesos.

Gremio papicultor en riesgo

Dentro de los causantes de esta crisis se encuentran: las importaciones, los altos costos de producción y la falta de inversión en el campo, problemas que no son nuevos pero que se agravan en épocas de pandemia cuando el ingreso de los hogares se ve disminuido. Para el caso caucano el precio de la papa se ha desplomado en un 50% desde el inicio del año.

En todo el país tenemos más de cien mil familias que dependen de este producto y que han visto reducidos sus ingresos en plena pandemia, muchas de ellas adquirieron créditos para financiar sus cosechas esperando un precio justo que les permitiera pagarlo y obtener una rentabilidad, pero hoy la realidad es otra y han tenido que vender sus pertenencias para pagarle a los bancos.

El gobierno ha generado una serie de alivios, pero no todo puede quedarse en subsidios cuando la crisis está en su punto máximo, se necesita inversión en investigación que permita semillas más resistentes a plagas y enfermedades, pero también una infraestructura que permita reducir los costos de transporte que incrementan los precios de los alimentos entre 30% al 40%. Es necesario pensarse el campo desde un papel estratégico para la reactivación económica y la eliminación de la brecha social.

La volatilidad de los precios y los cambios en la demanda de los productos agrícolas no son problemas nuevos, por eso desde mi labor legislativa he trabajado para que la ley de compras públicas y la ley contra el desperdicio de alimentos hoy sean leyes de la República.

Salvar el campo asunto de todos

Por esto invito a las organizaciones rurales y a la ciudadanía a que exijamos la aplicación de estas leyes en nuestras regiones y aportemos para que los campesinos puedan tener un ingreso digno por sus productos, invito también a comprar colombiano a apoyar al campo y la industria nacional para que juntos salgamos de esta y Colombia sea un país próspero y equitativo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le puede interesar...

Síguenos

Categorias

Video